Prefectura secuestró más de 18 mil kilos de langostino

A partir de una denuncia anónima, la Prefectura Naval Argentina incautó más de 18 mil kilos de langostinos de procedencia ilegal. Fue en la ciudad de Rawson, Chubut, donde se interceptó un camión lleno de mercadería y se allanó una vivienda equipada con tres cámaras frigoríficas destinadas al acopio del pescado. El valor de mercado de lo decomisado supera los 2.383.000 pesos.

La “Operación Langostino” comenzó por un llamado telefónico que señalaba que en la calle Lasserre habían estacionado un rodado repleto de cajas de pescado. Ante ello, se puso en marcha el protocolo de actuación diseñado por el Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich para combatir la comercialización ilegal de los recursos pesqueros.

“Trabajamos junto a las fuerzas federales para proteger los recursos que pertenecen a todos los argentinos. Les pedimos a los vecinos que denuncien este tipo de delitos porque nosotros los vamos a escuchar y vamos a actuar rápidamente”, expresó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

De inmediato, personal de la Prefectura Naval se acercó hasta el lugar. Allí dieron con cuatro hombres (tres argentinos y uno de nacionalidad paraguaya) en una maniobra de carga y descarga de pescado. Ninguno de los involucrados pudo explicar su origen ni justificar porque realizaban estas tareas durante la noche.

Tras dar parte a la Secretaría de Pesca de la provincia de Chubut, se coincidió con los inspectores en la necesidad de trasladar la mercadería hacia una cámara de frío para su conservación. En el interior del camión había un total de 203 cajas de cartón, que tras las pruebas de rigor arrojaron un total de 2.436 kilos de langostino.

En el marco de la misma investigación, se obtuvo información precisa acerca de un domicilio en el que la organización acopiaba grandes cantidades de pescado. Con la intervención de la fiscal general Florencia Gómez, se allanó la casa señalada por la pesquisa.

La vivienda estaba equipada con cuatro cámaras de circuito cerrado de televisión que monitoreaban el exterior y el sector de procesamiento. Además, el sistema de iluminación era con energía trifásica y contaba con un generador portátil y tres cámaras frigoríficas. El resultado: se incautaron otras 1307 cajas con 15.684 kilos del marisco dispuestos en bloques.

Los uniformados secuestraron además información que será vital para el avance de la causa que tramita el juez en lo Penal Fabio Monti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *