Pese al mal tiempo hubo buenas capturas en la subzona I

Con no pocas dificultades por el intenso mal tiempo que azotó el litoral marítimo, la prospección del langostino en aguas nacionales tuvo un comienzo alentador con una media de 7 mil kilos por buque y tallas que oscilaron entre L2, L1 y L3. Según los datos preliminares acercados a Mar&Pesca

Fuentes vinculadas con los armadores de las distintas embarcaciones que participan de la maniobra que se lleva adelante en la subárea I circunscripta entre del paralelo 45°00’ al 45°40’ S, el meridiano 63° W y límite de jurisdicción provincial, fueron contundentes al señalar que las operaciones de pesca se vieron condicionadas en gran medida por las fuertes ráfagas de viento que se registraron durante buena parte del día.

De todos modos, manejada con esos parámetros la pesca del crustáceo fue interesante con lances de 1.200 a 1500 kilos limpios  y sin presciencia de merluza .

A última hora de ayer el capitán del Borrasca, Roberto Denna, mediante comunicación satelital con Puerto Deseado confirmó que la producción total de su barco rondó en los 7200 kilos y los tamaños del marisco izado en las redes tangoneras fue L2 y L1, y L3 sin presencia de merluza ni de piojo. Coincidieron con este primer diagnóstico capitanes de otras naves que se hallan en la zona, aunque pidieron reserva.

“El mal tiempo en general obstruyó el trabajo de los buques pero en general,  los que pescaron obtuvieron buen marisco, seguramente al mejorar el tiempo tambien la producción será mejor”, indicó el armador de una empresa de Chubut.