Reclamo gremial de los estibadores está causando el éxodo masivo de buques hacia otros puertos

Un reclamo de incremento salarial solicitado por los estibadores que ayer realizaron un cese de actividades a partir de las 13:00 provocó que al menos 4 buques que hoy tenían pedido de ingreso al muelle local abortaran la maniobra y pasaran de largo.

Si bien los trabajadores señalan que el reclamo es justo, lo cierto es que realización de la medida en un momento de mayor actividad para el puerto con la llegada masiva de los poteros y los buques que participaron de la prospección del langostino, fue evaluada como un despropósito por distintos armadores y actores que viven de la actividad.

“Pensábamos que esto no iba a ocurrir más con una reunión que tuvieron la vez pasada con gente de la CGT y autoridades del Ministerio de Trabajo, incluso salieron por las radios a decir que no iban a hacer paro, pero evidentemente algo pasó porque descargaron a desgano hasta la 13:00 y después pararon dejando colgado al buque Chokyu Maru que había iniciado tareas de descarga, y lo increíble de todo esto es que esta misma gente que ahora hace paro son los mismos que le piden subsidio al Estado porque falta de actividad”, sostuvo el allegado a una empresa de estibaje que pidió reservas.

En tanto un armador que se comunicó con este portal destalló que de continuar la medida de fuerza, los buques tangoneros que están completando bodega se dirigirán a otros puertos. “La pesca es en aguas nacionales, no tenemos ningún compromiso con este puerto, podemos descargar en cualquier lado, inclusive ya estuvimos averiguando en Comodoro pero lo que no vamos a permitir es quedar inmovilizados por un asunto que tienen que resolver los estibadores”, sostuvo por último.

Una lectura similar es la que hicieron dos armadores de la flota potera al señalar que lamentablemente decidieron pasar de largo y llevar sus buques a Puerto Madryn. “Es una pena porque la zona de pesca está al sur en el 52º y lógicamente Madryn nos queda más lejos pero la tranquilidad de descargar un buque y sacarlo de nuevo a la pesca no tiene precio. Deseado es un buen puerto pero siempre hay conflictos, a veces parece que está todo normal y de pronto estallan los problemas”, razonó.

Por su parte, los trabajadores de la estiba señalaron que su reclamo es justo  y que la única forma de conseguir un aumento es el paro porque, las empresas de estibaje “no quieren aflojar”.