Prohíben el ingreso de Jones a la empresa Vieira

Pese a que desde el inicio del proceso expropiatorio de Vieira, el empresario caletense, Luis Jones había sido avalado por el Gobierno como el único que podía llegar a quedarse con el parque pesquero compuesto por 7 barcos, cámara de frío y planta de proceso, los ex trabajadores de la firma decidieron prohibirle el ingreso al lugar “para no mezclar las cosas”.

“Le hemos pedido que saque la mercadería que tenía almacenada en la planta y que se fuera porque se han formulado denuncias en el Ministerio de Trabajo y de ningún modo se puede procesar en la planta y creo que lo entendió pero ahora salieron algunas personas que hacen lobby a decir que ya había dos camiones con materia prima que iban a llegar para que comencemos a procesar pero eso no va a ocurrir, porque la planta sigue tomada”, señaló a Mar&Pesca uno de los voceros del centenar de trabajadores que permanecen de manera pacífica ocupando el predio.

Cabe recordar que en el mes de junio, Jones había presentado una propuesta para quedarse con Vieira, pero fue desestimada de plano por los trabajadores porque en la misma no se contemplaba la antigüedad de los obreros.

Pese a que luego se intentó revertir la situación los ex empleados que actualmente subsisten gracias a un subsidio que les ofrece el Gobierno optaron por rechazar el ofrecimiento de Jones a quien no ven con buenos ojos porque consideran “insolvente”.

Es imposible que alguien con un capital inicial de 12 mil pesos pueda quedarse con una empresa valuada en 150 millones, tenemos derecho a desconfiar”, indicaron

Si bien algunas versiones alertaban que en las próximas horas arribaría un camión con materia prima de propiedad de Jones para reactivar la planta, los obreros se encargaron de desmentir los dichos ya que, actualmente la planta de proceso se encuentra dañada a raíz de la rotura de una bomba que incide de manera directa en el proceso de enfriamiento de las placas donde se congela el pescado. “En la planta no se puede procesar porque está rota una bomba, hay gente que está tirando pescado podrido y no sabemos por qué, pero hasta que esa bomba no se repare en la planta no se puede trabajar, además ya dijimos que hay denuncias en el Ministerio de Trabajo”, recalcaron por último.