FACOP: Consideraciones respecto de la crisis de la industria pesquera

La Federación Argentina de Capitanes y Oficiales de Pesca, FACOP, integrada por la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, mediante un extenso comunicado  fijó posición respecto de la crisis que atraviesa la industria pesquera en general.

Los buques fresqueros de altura han dejado de realizar sus mareas de manera habitual, afectando a toda la cadena laboral de la industria. Es cierto que la industria pesquera en general está atravesada por una crisis que se agudiza de manera incipiente y que alcanza a toda la flota pesquera nacional, aunque con estabilidad y ventaja económica para el sector CONGELADOR, y esto explica en parte porqué el GRAN EMPRESARIO tiene preferencia en los últimos años por pescar con buques congeladores, parando sus fresqueros e incluso tomando cuota de LOS PEQUEÑOS EMPRESARIOS FRESQUEROS, quienes paralizan su “único” buque o se aventura a otra especie autorizada.

La paralización incluye parcialmente a las tripulaciones, las que deben ir a buscar trabajo en la flota congeladora o en puertos patagónicos, pero los estibadores y los trabajadores procesadores de los frigoríficos, se ven afectados en su totalidad, y los trabajadores navales tampoco tienen trabajo, a pesar que las empresas pararon sus buques excusándose en supuestas reparaciones que no realizan.

La CGT Regional MDP ha expresado con claridad parte de la metodología que utiliza el sector empresario para llevar adelante este parcial lockout patronal, utilizando los mecanismos que el CONSEJO FEDERAL PESQUERO les provee, y siempre han hecho abuso de la legislación pertinente, distorsionándola para lograr sus objetivos, y hacen esto mientras reclaman soluciones para el acucio fiscal, lo que también es cierto.

Coincidimos con los reclamos y algunas de las exigencias que los gremios realizaran al Consejo Federal Pesquero. No debe otorgarse cuotas al sector congelador que pertenezcan al sector fresquero y sostenemos esto desde que nos opusimos a que se aplicara la “cuota individual transferible de captura”, CITC.

Venimos reclamando consideraciones en beneficio de los trabajadores en general a las distintas autoridades entre ellas la inconveniencia de aplicar la CUOTA DE CAPTURA con carácter transferible. De manera tal que con fecha 7 de mayo 2010, el ex Ministro de Agricultura Ganadería y Pesca Julián Domínguez recibió nota de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte -CATT- Seccional MDQ, solicitándole audiencia para tratar la proyección del mercado concentrador pesquero y un mecanismo para distribuir mejor la explotación. Con fecha 23 de junio 2009 mediante Carta Documento alertamos a la Sra. Presidenta que no aprobara la implementación de cuotificación transferible. Con fecha 12 de Agosto 2010 en nota publicada en el diario La Capital y dirigida al ex Subsecretario de Pesca Norberto Yauhar, decíamos que los capitanes, conductores y marineros somos víctimas de las autoridades y los empresarios. Nunca nos dieron respuesta. Al asumir el actual Ministro Ing. Carlos Casamiquela le hicimos saber toda esta realidad de la industria y posteriormente con todos los gremios reunidos en el edificio del INIDEP le dijimos que ante “una nueva forma de pescar” debíamos revisar lo dispuesto por la Ley Federal de Pesca y las resoluciones del CFP. El Subsecretario de Pesca de la Nación, Dr. Bustamante tiene muy claro el pasado y el presente de la industria y todos sabemos que no es necesario ponerlo al tanto de lo que ya conoce, y mucho menos al Consejo Federal Pesquero cuyos representantes y en especial el de la Provincia de Buenos Aires son los arquitectos HISTORICOS de la triste realidad que vive la industria pesquera en general.

Los trabajadores tenemos sobrada experiencia de ser utilizados por empresarios y políticos, y para ello podemos recordar el denominado “barcazo” donde los mismos empresarios Solimeno, Valastro y Moscuzza agitaron a los pequeños empresarios fresqueros para que enfrentaran a los congeladores, pero hoy son estos mismos GRANDES GRUPOS ECONOMICOS LOS QUE APUESTAN A PESCAR CON BUQUES CONGELADORES parando los fresqueros sin que nada les importe, y mucho menos el destino de los trabajadores. Hoy los empresarios más beneficiados por los cambios que se produjeron en los últimos 10 años, por conveniencia económica, no quieren pescar fresco. En el 2000, para los grandes grupos de la ciudad los congeladores debían irse, hoy son estos mismos grupos los que compraron grandes buques congeladores y, mediante sus lobbistas dentro del CFP, se procuran mayor cuota de merluza, modificando coeficientes de conversión para determinar el equivalente entre el pescado procesado y el efectivamente capturado y así capturar más y congelar, compran más cuota de captura provenga de donde provenga. Dicho esto, resulta una ironía que la Cámara Empresaria Pesquera Argentina CEPA (flota congeladora), adhiera a documentos que publican los empresarios que imperiosa y exclusivamente necesitan pescar merluza fresca para procesar en tierra.

El gobierno nacional sabe que producen y exportan por mucho más de lo que declaran y es por este juego perverso de evasión fiscal y falsedad en la declaración de especies capturadas, que la Subsecretaría de Pesca publica y fija su posición para sostener un supuesto equilibrio en la flota fresquera de acuerdo a las capturas que son similares a años anteriores, el problema es que solo capturan los que monopolizaron el recurso. Por su parte, los empresarios suman argumentos de crisis y para ello también utilizan como siempre el factor más débil que es el de los trabajadores e intimidan con procedimientos preventivos de crisis, pero no harán esto porque deberán exponer sus balances contables y financieros. La mayoría de los propietarios de buques de altura fresqueros y menos aún de congeladores NO pierden dinero, en el peor de los casos dejan de ganar lo que pretenden.

Al plantearnos fijar nuevamente SOLICITUDES, sostenemos que la Señora Presidenta con absoluta idoneidad conoce todo lo que ocurre con la pesca, y fue con esa idoneidad que exigió al sector empresario que acuerde todos los convenios laborales para que los trabajadores también tuvieran una supuesta previsibilidad, y la Presidenta lo hizo a cambio de otorgarles la aprobación de la Cuota Individual Transferible de Captura en el hotel Provincial de la ciudad de Mar del Plata, pero Valastro, Solimeno y Moscuzza nucleados en CEPA no cumplieron, y como es evidente que la previsibilidad esperada no fue tal quizás se deba volver a revisar los permisos de pesca y las triangulaciones de los mismos. Por ello entendemos que las respuestas y compromisos de atender la problemática deben provenir directamente del Gobernador Daniel Scioli, por dos motivos concretos: Porque los responsables del manejo de la pesca provincial dentro del CFP los dispone el propio gobernador y porque es aspirante a gobernar el destino de la Nación en el corto plazo, y los trabajadores de la pesca ansiamos su compromiso con toda la industria y no solo con los tres empresarios más ricos de la industria.

“Los capitanes y oficiales de pesca de las República Argentina debemos destacar la responsabilidad primaria en la crisis pesquera nacional del hoy gobernador Scioli, que aspira a gobernar el país, por haber nombrado a representantes de los empresarios en el Consejo Federal Pesquero, y haber ignorado la voz de los trabajadores embarcados y los de tierra y sobre todo haber propiciado medidas políticas que promueven la limitación del pescado fresco, que implica la pérdida de miles de puestos de trabajo en tierra y de un alimento esencial para el pueblo argentino y paliar así el hambre de millones de niños, que por ser un recurso natural no merece ser destinado al enriquecimiento de algunos empresarios que pescan para congelar y exportar a otros países mientras muchos argentinos pierden su trabajo y sobre todo pierden su derecho constitucional a alimentarse con sus propios recursos naturales”.

La exploración, investigación, explotación y administración del recurso pesquero debe distribuirse entre todos los sectores involucrados y el Estado fiscalizar la explotación de un recurso natural, evitando la evasión y la falsedad en las capturas, la que va no solo en perjuicio de los trabajadores sino también del propio Estado. La distribución de las capturas debe estar ligada a los sectores de procesamiento de materia prima en función de los puestos de trabajo que generan.

Los abusos y los negociados en la pesca, terminarán cuando los trabajadores se encuentren dentro del Consejo Federal Pesquero, y para ello todos los aspirantes a presidir la Argentina, y en especial nuestro actual Gobernador Daniel Scioli, deben garantizar que mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia modificarán el Art. 8 de la Ley Federal de Pesca e integrar así, como lo señaló la Sra. Presidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner, a la tercera pata de la industria, los trabajadores. Esta es nuestra solicitud.

 

 

   

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *