Astillero Contessi botó al “Padrino”

Una gran cantidad de público se dio cita ayer a las instalaciones del Astillero Contesi, en la ciudad de Mar del Plata para presenciar la ceremonia de bautismo y botadura del Buque Pesquero “Padrino”, se trata de la segunda botadura del año y la 131 del historial total del Astillero.

El tradicional evento contó con la presencia del Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, el subsecretario de Pesca de la Nación Juan Bosch, y funcionarios locales y provinciales

Durante su discurso, el presidente del Astillero, Domingo Contessi sostuvo que la renovación de la flota pesquera argentina está en marcha y esta embarcación es un claro ejemplo. “Agradecemos por ello también a las autoridades que han hecho posible esta realidad que estuvo tantos años postergada. Ha sido un proceso complejo, con algunos pocos actores que todavía no entienden el valor del trabajo nacional u otros que apuestan a las soluciones mágicas. Ojalá que la renovación de la flota pesquera en la Argentina se convierta en una política de estado y se mantenga en el tiempo por los años venideros, porque solo así generará el efecto que todos deseamos y que es contar con buques pesqueros más seguros, modernos y eficientes, motorizando también a la Industria Naval Argentina y toda su cadena de valor”, puntualizó.

Contessi destacó que “si bien somos la cara más visible de este proceso, ya podemos decir con alegría que no somos el único astillero que está trabajando en la renovación de la flota pesquera. En estos momentos hay más de una docena de barcos pesqueros en construcción o a punto de iniciarse en unos 6 astilleros distintos del país. Y confiamos que muy pronto serán muchos más los buques en construcción y los astilleros trabajando, puesto que se han presentado varias decenas de proyectos de reemplazo en el marco del DNU 145”.

“Somos el astillero que más cantidad de buques está aportando a la renovación de la flota pesquera, asumimos este eventual liderazgo con total humildad, sabiendo que es una gran responsabilidad y que tenemos mucho por aprender y por mejorar. Este es el espíritu de los directivos, de nuestros ingenieros y de cada uno de nuestros operarios. Nos gusta la competencia e intentamos estar a la altura de los nuevos desafíos, invirtiendo, capacitando a nuestros empleados y transmitiendoles a los más jóvenes un poquito de la mística y pasión del fundador de esta empresa”, dijo el deirector del Astillero.

“Confiamos en el país, tal como lo hacen miles de argentinos que cada día se levantan para ganar el pan con el sudor de su frente. Las pruebas están a la vista: seguimos invirtiendo en terrenos fiscales, bajo un régimen de uso precario que dista mucho del que gozan otras industrias radicadas en parques industriales. Pero seguimos adelante. Ya habrán visto los techos, muy pronto estarán las paredes y todas las nuevas máquinas que estamos adquiriendo: dos nuevos puentes grúas, una moderna plegadora CNC, soldadoras, tornos, etc. Esta ampliación nos permitirá seguir tomando más personal y aumentando el nivel de producción y es solo la primera etapa”, dijo en su alocución .

“Queremos apadrinar una ilusión: la de tener un país mejor”

Al explicar el motivo del nombre del buque, Domingo Contessi comentó que los dos socios principales de la firma Deseado Fish son “Padrinos” de sus respectivos hijos:  “En la Fe Cristiana un padrino es una persona de mucha confianza que asiste a los padres en los sacramentos y que ante la ausencia de ellos, asume el cuidado del hijo y de su vida espiritual. De algún modo nosotros también queremos apadrinar una ilusión: la de tener un país mejor. Y asumimos ese rol, sabiendo que más que una carga, es un honor poder aportar nuestro granito de arena para el bien común”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *