Autor: Mar y pesca

Un grupo de trabajadores despedidos de la empresa Veraz que reclaman una pronta solución al conflicto que lleva seis meses se manifestaron ayer de manera pacífica frente al domicilio del secretario Provincial de Empleo, Sergio Viotti para hacer oír su descontento contra el funcionario.

Los trabajadores, acompañados por el Secretario General del STIA, Víctor Aguilar, se presentaron primero frente al estudio jurídico de Viotti y luego frente a su domicilio particular portando pancartas que decían “Viotti Sinvergüenza”, Viotti renunciá, Viotti caradura, no vayas a las radios a mentir”.

Si bien el funcionario no se hallaba en la localidad, la presencia de los manifestantes frente a su domicilio provocó el enojo de su familia, sobre todo de su mujer, una empleada judicial que, tras leer el contenido de las pancartas habría intentado pedir el desalojo de los manifestantes, pero esa opción habría sido denegada, porque la protesta se llevaba adelante en un lugar público; además el reclamo en el lugar no duró mucho tiempo ya que los trabajadores al rato enfilaron hacia el Concejo Deliberante,  donde minutos  mas tarde llegó el intendente Gustavo Gonzáles para pedirles que guarden la cartelería.

Quien hizo publico su malestar contra los obreros y en especial contra Aguilar fue el propio Viotti, que acusó de perturbar la tranquilidad de sus hijos. “Te metiste con mi familia, esa no te la voy a perdonar; La gente está sin trabajo por tu culpa, porque no respetaste la conciliación obligatoria, perjudicaste a las empresas y a mucha personas; además quiero saber donde están los  aportes de los trabajadores de todos estos años, vas a tener que dar cuenta a la justicia”, disparó el funcionario ante los micrófonos del programa “Azúcar Pimienta y Sal” de fm Desiré.

“Viotti, también nosotros tenemos hijos”

Por su parte los despedidos de Veraz no se anduvieron con vueltas al acusar a Viotti de mentiroso: En diálogo con Mar&Pesca ,un operario que participó de la protesta acusó de “payazo” y “cobarde” al funcionario. “Es un vergüenza este hombre, quiera prohibirnos que nos manifestemos libremente, es tan cobarde y miserable este payazo que pone a los hijos de escudo: ¿Y qué pasa con nuestros hijos que se matan de hambre, no son acaso personas?, se preguntó el trabajador y respondió: “ tus hijos son grandes y tienen donde vivir, nosotros aquí tenemos todos  hijos chicos que mañana van a quedar sin techo por tu culpa y la de todos esos políticos que te defienden, da la cara sinvergüenza”, fustigó.

“La justicia en cuarentena”

En tanto otra operaria dijo estar cansada “de que jueguen con los trabajadores”. “Esta bien: hicimos paro, pero ellos firmaron un compromiso para que levantemos la medida, nos prometieron ubicarnos hasta que salga el fallo y darnos una ayuda financiera y no pasó nada, además la justicia esta en cuarentena por casos de Covid, y después viene la feria judicial y nosotros vamos a seguir a la deriva”, dijo.

“Viotti es muy sensible”

Por su parte un funcionario provincial que se comunicó con este portal especializado pero pidió reserva. sostuvo que el comportamiento de Viotti es curioso. “Viotti es muy sensible y está sobrepasado, no es un mal tipo, pero no tiene cintura ni conocimiento para sortear estos conflictos que son bravos; está perdido, no sabe como actuar, mi percepción es que vio un cartel que decía ‘renuncia caradura’ y se largó a llorar, no lo esperaba”, bromeó pícaro, al reflexionar sobre el estado de ánimo del Secretario de Empleo.

Read Full Article

Por quinto año consecutivo, el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) puso en marcha la campaña de centolla (Lithodes santolla) en el Área Sur, que cuenta con la coordinación de 6 buques congeladores centolleros y 12 observadores y científicos. Se relevarán distintos aspectos biológicos y pesqueros de la centolla en el área que incluye un gran rango latitudinal desde 48° a 54°30’LS, comprendiendo las jurisdicciones de Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y Nación.

Read Full Article

Días atrás, marineros nucleados en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) encabezaron una protesta donde impedían el ingreso al puerto de Comodoro Rivadavia para solicitar que sea modificado el protocolo sanitario para el sector ya que tenían que practicarles reiterados hisopados y en muchos casos no podían descender de los buques para ver a sus familias, alcanzando algunos ya dos meses sin poder salir.

Read Full Article