Se reactiva el muelle de Puerto de Deseado

Con la llegada de los primeros buques que operan de manera selectiva sobre el calamar, la ciudad devastada por la falta de empleo tuvo su primer veranito económico en los inicios de la temporada, y de este modo cientos de estibadores con fijos y casuales pudieron realizar su primer jornal en tiempo de crisis. En tanto hoy la faena que se había cortado por el fin de semana se reanudó desde temprano con la llega del Orión 3 de Pesquera Santa Cruz y el Arbumasa XXVIII de la firma homónima.“Teníamos todas las expectativas del mundo con respecto a la temporada del calamar pero no queríamos ilusionarnos, aunque ahora parece que la suerte está de nuestro lado porque el trabajo se mantuvo en estos días a partir de la llegada de tres barcos, algunos con cerca de 700 toneladas. Hubo mucha gente con documento que pudo entrar a descargar, incluso también trabajaron mujeres que actualmente se encuentran desocupadas”, comentó el ex concejal Raúl Mella quien cumplido su mandato volvió a su oficio de estibador.

En dialogo com Mar&Pesca ,Mella puntualizó que lo mejor que le puede pasar a la ciudad es que esté llena de barcos porque “eso representa trabajo y progreso económico”.

“Muchos dicen que la estiba es cara pero eso no es cierto, los estibadores son muy rápidos y eficientes en sus tareas. Creo además que ese cuento de que la está cara la descarga de los buques no es cierto, incluso hay armadores que dicen que es más conveniente ahora operar en Deseado que en Madryn”, señaló el ex edil.

“Hoy tenemos dos nuevos barcos para descargar, se y anuncia otro para la tarde que así que esa es la mejor noticia que podemos tener”, concluyó.