El STIA quiere quedarse con la planta de Vieira y 3 de sus buques

En pocas horas, el secretario general del SOMU Omar Suárez pasó de ser el salvador de todos los males de la pesca a ser el enemigo número uno de los operarios de Puerto Deseado.

“Quien es el SOMU para venir a querer arrebatarnos una planta y a digitarnos lo que tenemos que hacer, nosotros mejor que nadie conocemos esta actividad, que el SOMU arregle sus asuntos con los marineros y nosotros arreglaremos los nuestros”, disparaban ayer los trabajadores cuando el sol casi primaveral caía a plomo sobre sus cabezas.

Cansados y con grandes ojeras los trabajadores resisten en 4 turnos la permanencia en las instalaciones,  y cualquier decisión que se tome pasa por la asamblea,  razón por la cual de nada sirvieron los ruegos desencajados de los directivos de Argenova para que se liberen las cámaras que habían sido alquiladas por la operadora para poder sacar mil toneladas de langostino e ingresar  otras 1.100. “De aquí no sale ni entra nada, ya sabemos que Argenova no tiene la culpa de nada, pero hoy su materia prima  es nuestra garantía”, vociferaba ante cientos de personas el delegado Eduardo Bogado.

En tanto Víctor Aguilar Secretario General del STIA de Santa Cruz mientras espera la llegada del ministro de la Producción Rafael Gilmartin que trascendió se haría presente en esta localidad acompañado por el ministro de Economía y la ministra de Gobierno para intentar destrabar la situación, sostiene que la malograda planta tiene que quedar para los trabajadores.

“En el petitorio que le enviamos al gobernador, le solicitamos la planta un barco potero y dos langostineros.

Nos han preguntado si nosotros tenemos los 3 millones de pesos para hacernos cargo de los barcos y nosotros respondemos que primero y principal las empresas nunca han sacado un mango de su bolsillo para sacar los barcos a pescar, venden parte de la materia prima y salen a pescar así que ya hemos hablado con gente que nos va a facilitar el pescado para ponernos a trabajar y como sindicato nos haremos cargo de aquí para adelante pero nadie tiene que venir a decirnos como vamos a hacer y como podemos trabajar, el SOMU que se quede con la mitad de los barcos y nosotros con la otra mitad y la planta”, indicó en diálogo con Mar&Pesca.

Luego agregó que; “estamos dispuestas a hacernos cargo de la planta, y si necesitamos contadores en Deseado hay, si necesitamos abogados también hay, tenemos gente capacitada, y mercado para la materia prima , habrá que hacer las cosas legales para que el beneficio quede aquí en la localidad y no se lo lleve nadie porque la crisis no solo está en España sino también aquí que se llevan el plato de comida de nuestros hijos”, recalcó en referencia a la actitud de la empresa española Vieira de no dar explicaciones a la falta de pago.