Fue intervenida Vieira y ahora van por la expropiación

El Gobernador de la provincia de Santa Cruz, Daniel Peralta firmó anoche el decreto de intervención de la empresa Vieira S.A,  la medida alcanza a la planta de procesamiento, al edificio donde funcionan las cámaras de frío y  a los siete barcos que integran su flota; cinco buques tangoneros dedicados a la pesca de langostino y dos poteros afectados a la captura del calamar, según se indicó.

Fuentes cercanas al mandatario provincial que a última hora se comunicaron con Mar&Pesca,  indicaron que la intervención en principio será por 60 días, pero que la misma podría extenderse por 60 días más , esto en caso de  que se demore  el tratamiento del proyecto de declaración de utilidad pública que ya  fue presentado en la Legislatura.

Tal como lo había adelantado M&P, La intervención estará a cargo del actual secretario general del  Concejo Deliberante de Puerto Deseado, Diego Marzioni, quien será supervisado de cerca por el ministro de la Producción de la provincia, Rafael Gilmatin, puesto, que, según lo indicado por algunos actores de la pesca,  Marzioni no cuenta con el suficiente conocimiento y ni  con la experiencia para llevar adelante un establecimiento pesquero de tamaña magnitud como lo es Vieira.

Una vez que se difundió la medida entre el centenar de trabajadores que desde horas tempranas esperaban este desenlace, la mayoría de ellos se marcharon a sus hogares, quedando solo un pequeño grupo en el edificio por temor a que se produzca algún robo, aunque una vez decretada la intervención, se dispuso una guardia policial que de ahora en adelante será la encargada de custodiar la planta y la flota.

Por su parte el ministro de la Producción Rafael Gilmartín,  se mostró conforme con la firma del decreto, al señalar que se ha “dado un paso muy importante largamente esperado por los trabajadores quienes a partir de ahora podrán descansar tranquilos porque la empresa está en manos de la provincia”.

Asimismo se supo que para las próximas horas se espera la llegada de directivos de la empresa San Jorge de propiedad del SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos)  que se hará cargo la planta y los barcos de la malograda firma.

Desde el STIA (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación), señalaron que la prioridad principal de la empresa que explotará Vieira es la salida de los barcos  langostineros a la pesca cuanto  antes  para aprovechar las últimas mareas en aguas nacionales y evitar que  caduquen los permisos por los largos meses de  inactividad. (Mar&Pesca; Marina Pacheco)