Se inició la campaña global de evaluación de la merluza

Científicos del INIDEP partieron ayer por la tarde para iniciar el crucero anual de evaluación de merluza. Se obtendrá información de este recurso pesquero y de su fauna acompañante. Esta campaña, que involucra 3 etapas, se prevé que finalice entre septiembre y octubre.

 Con el objeto de estimar la abundancia y registrar datos biológicos y pesqueros de esta especie así como también del medio ambiente, en la tarde de ayer comenzó la “Campaña global de evaluación de merluza. 1º Etapa. Área entre 41ºS y 48ºS”. Desde el puerto de Mar del Plata, 12 científicos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) junto con un representante de la provincia de Chubut y la tripulación náutica, partieron a bordo del buque “Dr. Eduardo L. Holmberg” para, además, recolectar información acerca de la fauna acompañante- abadejo, centolla y calamar- y colaborar con diferentes programas de la institución.

El Programa “Pesquería de Merluza y Fauna Acompañante” del INIDEP diseña el crucero. En este sentido, los objetivos principales que se fijaron consisten en realizar una estimación de la biomasa y la abundancia total por clase y por edad y corroborar los límites del área de veda de juveniles de merluza del sector de cría patagónico.

Además de los objetivos principales, se buscará determinar la estructura por talla y edad de la población y se realizará una descripción de campos de temperatura y salinidad en el área de estudio. Asimismo, se pretende estimar la densidad de merluza por método acústico y determinar la distribución invernal de otros recursos de interés comercial como el calamar, centolla y abadejo.

Si bien el área total de la campaña abarca desde los 34ºS hasta los 48ºS, las dos primeras etapas cubren el sector correspondiente al stock sur (que se extiende desde 41ºS hasta 48ºS) y tienen una duración aproximada de 27 días cada una. La tercera y última etapa cubrirá el área al norte de 41ºS y se prevé que finalice entre septiembre y octubre, cuando comienza la fase reproductiva de la especie.

Durante este periodo, los investigadores trabajarán en un área con profundidades que oscilan entre los 50 y 200 metros y con un equipamiento compuesto por redes de pesca y equipos de telemetría para monitorear la red, entre otros elementos.

Además de realizar los estudios correspondientes sobre la merluza, se colectará información útil para algunos de los programas del INIDEP y para distintas instituciones a nivel nacional, como la Universidad Nacional de Mar del Plata y el Centro Nacional Patagónicos, entre otros.