Contessi destacó el proceso de renovación de la flota pesquera en la Argentina

Lo hizo en el marco de un sentido discurso pronunciado durante la botadura del “Madre María”, el buque  fresquero financiado por Iberconsa

“Hoy es un día de celebración y de agradecimiento y nos complace mucho poder compartirlo con todos ustedes. En primer lugar queremos agradecer  a nuestro gran equipo de trabajo: empleados, profesionales y subcontratistas. Todos ellos son los principales artífices de esta botadura y del presente que vive nuestra empresa”, comenzó diciendo el directivo del Astillero.

Contessi destacó el incremento del plantel de personal del Astillero en un 50% como así también de las distintas subcontratistas que intervienen en la instalación de los buques

“Todos esos operarios son los músicos que cada día llenan de melodía este taller empuñando sus instrumentos: soldadoras, tornos, taladros, sierras, plegadoras, pantógrafos, sopletes, plasmas, pulidoras… Mientras que los directores de la orquesta son los ingenieros, algunos con mucha experiencia y otros más jóvenes egresados de la universidad tecnológica local, pero especialmente son aquellos profesionales del taller que aprendieron el oficio trabajando a la par de nuestro fundador, Don Federico, y que hoy tienen la responsabilidad de dirigir estas obras y formar a los nuevos empleados que se van incorporando al equipo de trabajo. Estamos muy orgullosos de todos ellos”, enfatizó

“Pero aumentar la producción no implica solo contratar más personal, también seguimos invirtiendo en maquinaría y estamos próximos a iniciar una muy ambiciosa  ampliación edilicia que nos permitirá construir más buques y de mayor porte”, reveló.

En ese marco recalcó que “las trabas burocráticas, la competencia desleal que históricamente representó la importación de barcos usados, la falta de créditos, las sucesivas crisis y la falta de visión sobre la necesidad de renovar la flota, nos limitó a construir pocos barcos y cada vez más pequeños, pero-amplió- hoy tenemos una nueva oportunidad y queremos estar a la altura de las circunstancias para aprovecharla, porque nuestro país lo necesita y porque en la Argentina se puede, por ello estamos invirtiendo y  por ello seguimos contratando más personal. Ojalá no nos estemos equivocando.

Contessi agradeció  “A don Juan Jurado Redondo y a Daniel Jurado que decidieron renovar dos antiguas embarcaciones y acudieron a esta casa. Y también a la firma Iberconsa de Argentina S.A. que está financiando íntegramente esta obra. Es muy significativo que una de las empresas pesqueras más importantes del país y de mayor crecimiento en los últimos años, haya confiado en la Industria Naval Argentina”, dijo, y agregó que cuando firmaron el contrato de construcción a mediados del mes de julio, Iberconsa no creía que la obra estuviera terminada antes de fin de año; “Así fue que nos plantearon un premio por la pronta entrega. Hoy estamos cumpliendo con el plazo comprometido y nuestro compromiso es distribuir ese premio con el personal que hizo posible esta botadura”.

Agradecimiento a la Subsecretaría de Pesca y al CFP

“En tercer lugar queremos volver a agradecer a las autoridades que están favoreciendo este proceso de renovación de la flota pesquera en la Argentina. Reiteramos que hace poco más de un año atrás este y otros astilleros argentinos estábamos prácticamente paralizados. Teníamos un mercado potencial enorme, una flota obsoleta y un fantástico recurso como el langostino que permitía financiar parte de este proceso. Sin embargo la incomprensión nos detenía. De a poco se fueron alineando los planetas. La Subsecretaría de Pesca y el Consejo Federal Pesquero aprobaron algunos expedientes y la Secretaría de Industria prosiguió realizando una aplicación muy responsable del Dec. 1205/16 al impedir la importación de buques usados que pueden ser construidos en el país”, dijo Contessi

En ese contexto apuntó que: “Hoy podemos anunciar otras dos buenas noticias: la inminente reglamentación del art. 7 de la Ley 27.418 que le permitirá a la Industria Naval importar los insumos nuevos que no se producen en el país sin pagar aranceles y la muy reciente comunicación A6605 del Banco Central que ha considerado a la hipoteca naval como una “garantía preferida”. Esto último junto con la mejora del privilegio introducido por la Ley  27.419 abren las puertas para que la banca pública y privada vuelvan a financiar la construcción naval. Algo que es indispensable para poder renovar no solo la flota langostinera, sino también otros segmentos menos rentables que hoy están postergados”.

Mas adelante enfatizó que “la Industria Naval Argentina se está poniendo de pie, pero no podemos descuidarnos. El reciente Decreto 1078 que prevé un crédito internacional para la compra de buques patrulleros de altamar a Francia, es desde todo punto de vista lamentable, ya que se está perdiendo una excelente oportunidad de reactivar a los Astilleros estatales”.

Dijo además que “son muchas las presiones para generar excepciones a la normativa vigente y volver a importar barcos pesqueros usados. Por ello pedimos a nuestras autoridades que no cedan ante esas presiones porque eso le pondría un freno a todo este proceso. Necesitamos reglas claras y perdurables para afianzar el crecimiento y el desarrollo de la Industria Naval y de la propia Pesca”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *