Chocaron dos barcos en la rada de Puerto Madryn por un descuido

Dos buques pesqueros colisionaron durante la madrugada del miércoles, trascendió que el siniestro habría sido a consecuencia de que se durmió el oficial de guardia, mientras la tripulación descansaba.

Se trata de los barcos Codepeca III y el Puente San Jorge, que sufrieron solamente daños materiales y donde no se registraron heridos; ambos forman parte de la extensa flota pesquera que se refugió en el Golfo debido a las inclemencias climáticas en la zona de pesca. Producto del impacto, el tangón de uno de los buques ingresó por el puente de mando del otro, haciéndole perder el timón.
Personal de la Prefectura Naval Argentina (PNA) inició una investigación para determinar las responsabilidades del accidente, al tiempo que, desde la Administración Portuaria Puerto Madryn (APPM), el gerente operativo Martín Liendo confirmó que se habría tratado de un error humano, motivado por una distracción de una de las personas a cargo de los barcos. Además, confirmó que los navíos siniestrados serán trasladados del lugar.
El lunes, más de ochenta barcos fueron a rada para resguardarse del temporal climático anticipado por el Servicio Meteorológico para la zona de pesca, lo cual terminó por reducir el margen de maniobra de los buques y, en definitiva, provocando el accidente.
Los trasladarán y analizarán daños
Al respecto, Liendo sostuvo, en declaraciones radiales, que “por lo que me enteré, el Codepeca III tuvo una distracción y chocó al Puente San Jorge, ocasionando que el tangón del primero se metiera en el puente” de la otra embarcación, y remarcó que “afortunadamente, no pasó nada grave”.
Además, precisó que el Puente San Jorge sufrió “roturas en el arte de pesca”, mientras que el Codepeca III tuvo “problemas en el timón”.
A su vez, anticipó que “se analizarán los daños” para luego determinar a qué muelle se trasladará las siniestradas embarcaciones, reconociendo que “estamos un poquito explotados (de espacio), pero para este tipo de situaciones se va a hacer lugar”.
Se trata de dos de los más de 80 buques que se encontraban abocados a la zafra de langostino y que a mediados de junio pasado habían comenzado a operar tras la apertura de aguas nacionales.
Casi un centenar de barcos
El pasado martes, unos 85 barcos se refugiaron en rada en Puerto Madryn, luego de que el pronóstico climático anticipara fuertes vientos en la zona.
El Servicio Meteorológico Nacional había adelantado que “sobre parte del área de cobertura se registran vientos del sector oeste con velocidades entre 50 y 80 kilómetros por hora, con ráfagas”, y que “se espera que en las próximas horas, se generalicen al resto del área y que los mismos roten al sector sur durante el día martes”, lo cual finalmente terminó ocurriendo.
Esto último generó un abarrotamiento de embarcaciones en el muelle Piedrabuena, que en definitiva redujo el margen de operatividad y maniobra de los buques, provocando que un mínimo descuido terminara con el accidente en cuestión, el cual por fortuna no arrojó más consecuencias que los propios daños materiales.(Fuente; El diario de Madryn).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *