“Una suba del dólar en estas condiciones no planificadas no le sirve a nadie”, dijo el Ceo de Arbumasa

De visita a la ciudad portuaria donde mantuvo una apretada agenda de trabajo que incluyó varias reuniones y una recorrida por las plantas pesqueras, el directivo de Arbumasa, Pedro Gordillo trazó un panorama sobre la situación actual del país y la falta de mercados para el langostino austral.

En diálogo con Mar&Pesca, Gordillo confirmó que las capturas en línea general fueron buenas para los buques de la compañía tanto congeladores como fresqueros, aunque planteó que uno de los problemas radica en la gran cantidad de buques que operan sobre el recurso langostino, y “en la manera de pescar”.

Mar&Pesca¿Un dolar alto se vislumbra positivo para la actividad?, al menos en la liquidación de esta marea los marineros ya se verán  favorecidos .

-Pedro Gordillo:Con el tema dólar vamos a ser muy precavidos porque no sabemos en qué puede terminar esto si puede quedar en 63 o en 40,  pero si esa variación del dólar fuera sustentable en el tiempo algo de la rentabilidad del proceso en tierra puede mejorar, de todos modos la mayoría de los convenios tienen cláusula gatillo Con lo cual si la variación del dólar  se traduce en inflación va terminar igual:  Una suba del dólar en estas condiciones no planificadas no le sirve a nadie, ni siquiera a los que somos exportadores porque después no sabemos cuál es el efecto inmediato

-M&P: ¿Es cierto que las exportaciones a Brasil están de algún modo paralizadas?

-P.G: Nosotros tuvimos una reunión con la Secretaría de Industria y nos recomendaron ser un poco cautos con ese tema porque en principio se podría mandar cola, pero con el entero no están muy seguros, entonces si mandas algún producto te arriesgas a que te lo rechacen, de todos modos nosotros no estamos haciendo productos para el Brasil, si estamos haciendo trámites para exportar en un futuro

-M&P :Recién te escuchaba hablar por teléfono con clientes; ¿se está reactivando el mercado?

-P. G: No para nada lamentablemente nosotros somos uno de los pocos que estamos cargando algo, pero con precios prácticamente a la baja. Recién estaba hablando con una empresa que estaba cerrando el  L1 a 5.900 dólares, porque  se necesita financiación, y  no hay más remedio que exportar aún a perdida

-M&P: ¿Cuál es la causa real de esta gran caída de los precios?, muchos hablan de que la pesca en el paralelo 41 tuvo mucho que ver, ¿es cierto?

P.G:Yo no digo que esa sea la causa principal pero me parece que es un granito de arena: Son muchas cosas; una importante captura del año pasado y un producto bien posicionados que los clientes compraron mucho y eso evidentemente enfrió los mercados. Es cierto que la campaña del Norte que en volumen fue buena tampoco ayudó, después hubo cuestiones comerciales entre los compradores más grandes que comenzaron a tirar a la baja el valor del producto. También hubo manejos locales de nuestro país referente a la forma en la  que se pesca y al volumen que se pesca. No es una sola cosa, es una suma de varios factores y cada uno aporta su parte y por eso estamos cómo estamos hoy.

-M&P: ¿Pensas que la participación de mas barcos en la pesquería también influyó?

P.G: Viendo el problema hoy pienso que no se debería haber incorporado más barcos, ¿para que vamos a pescar más productos que no lo podemos vender ?;No se tendría que haber salido a pescar al norte, hacer un costo operativo por un producto que después se lo termino regalando rompiendo el piso de un producto que el año que pasado estaba a 7.500 y ahora está a 5.900 . La pesca de los fresqueritos hecha con desmanejo que en lugar de traer 17 kilos medio kilos de langostino trajeron 30 hecho puré y eso se ve en el mundo

-M&P: ¿La recuperación del vanamei también influyó?

-P.G: Si tuvo una recuperación muy importante, China  importó muchísimo

-M&P: ¿Cómo se comportan los fresqueros de Arbumasa a la hora de pescar?

-PG: Si un buque completa marea en pocos lances lo traemos inmediatamente puerto y la orden que tienen los capitanes es no más de 18 kilos por cajón porque no quiero tener problemas como los que tuvimos el año pasado que dos barcos estuvieron parados en puerto 15 días por traer más langostino de lo permitido, y somos estrictos:  el que trae más langostino de la cuenta y la empresa resulta penalizada la penalización se  la traslado a los capitanes. Además tenemos que ser cuidadosos con la calidad porque tenemos 600 kilómetros de camión desde Camarones  y el cajón de 18 kilos viene mejor que un cajón de 23kilos.

-M&P: ¿Estás conforme con el trabajo en planta?

-PG: Recorrimos las plantas donde están trabajando y la verdad es que la gente está haciendo un trabajo muy bueno. Estuve en Empesur, en Vieira y especialmente en Arbumasa y han progresado mucho en cuanto a rinde y a calidad. No está acompañando la cuestión comercial, pero a lo mejor  para el año cambia y estamos mejor, de todos modos  lo que siento es que vamos por el camino correcto. Tenemos un equipo de tierra que son entre 15 y 20 personas que coordinan, tenemos gente en Deseado y en Camarones que son las que hacen la logística y también en la planta tenemos 30 personas que   fijas y después 100 eventuales que tomamos hasta la finalización de la zafra y a jornada completa para darles mayor previsibilidad a los operarios , algo que aconsejó con buen tino el director General, José Luís Soñora, así que la verdad estamos conformes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *