“Con la quema de las plantas pesqueras se rompió en Deseado un pacto social entre las empresas y los trabajadores que también se llevó puesta a la política”, dijo Liberman

El Secretario de Pesca de Santa Cruz y actual representante por la provincia ante el Consejo Federal Pesquero, Carlos Liberman reivindicó la importancia de “celebrar acuerdos con las empresas porque ayudan al trabajo y a reconstruir el tejido social que se rompió con la quema de las plantas pesqueras”.

Liberman sostuvo que ayudar a las necesidades del otro ayudará a sanar las heridas “porque a pesar de que pasaron muchos años uno se da cuenta que ese incidente negativo marcó a la comunidad”.

En dialogo con Mar&Pesca, el funcionario hizo un balance sobre la temporada del crustáceo próxima a concluir, y admitió que a pesar de que hubo un descenso en las capturas la zafra del langostino sigue siendo importante con la particularidad de que este año las concentraciones de talla comercial de ese recurso estuvieron alejadas de la zona de Deseado lo trajo aparejado una disminución en las descargas por el puerto deseadense.

Liberman, quien recientemente participó de la Feria de Productos Congelados Conxemar que se realizó hace unos días en la ciudad española de Vigo, destacó que para morigerar el impacto negativo ante la disminución en las descargas por este alejamiento de la flota logró acordar con las empresas para que una parte de la flota efectúe sus descargas por el puerto local.

“Fueron negociaciones arduas, donde participó el Ministerio de la Producción y justamente se les  pidió a las empresas con mayor cantidad de barcos que tengan más presencia en Deseado y cumplieron, algunas como Arbumasa y Empesur realizaron todas las descargas en Deseado, otras como Argenova y Pesquera Santa Cruz operaron con la mitad de los buques, y el resto de las  empresas al tener menos embarcaciones el porcentaje fue menor, pero todas se comprometieron a descargar la última marea en Deseado”, señaló Liberman, al acotar que una vez finalizada la zafra del langostino Pesquera Veraz continuará operando en los meses de verano con cajoneros que capturan merluza fresca.

Al analizar el contexto que obligó a celebrar estos acuerdos con las empresas Liberman remarcó que, el langostino al migrar hacia el norte hizo que la situación de Deseado se complicara “porque entre los dos días y medios que las embarcaciones tienen que alejarse para llegar a la zona donde están las mejores concentraciones, y los dos días y medio para regresar hace que las empresas pesquen menos y pescar menos para las empresas implica incumplir sus compromisos comerciales”, dijo al agregar que, las empresas firman acuerdos de abastecimiento con sus compradores del exterior y si los incumplen pierden el contrato.  “Es una situación compleja, pero esta realidad convive con otra realidad que es la realidad de los estibadores por eso tratamos de arribar a acuerdos que traten de mantener la paz social”, razonó.

-Mar&Pesca: ¿Teniendo en cuenta el nivel de tensión que hay en Deseado es difícil alcanzar estos acuerdos?

-Carlos Liberman: Con diálogo es posible, hay que decir que estos acuerdos apuntan a recomponer el tejido social, porque cuando fue la quema de las plantas pesqueras en Deseado se rompió un pacto entre trabajadores y empresas que también se llevó puesta a la política y recomponer eso cuesta y en consecuencia que uno atienda las necesidades del otro va a ayudar porque a pesar de que pasaron muchos años uno se da cuenta que ese incidente negativo marcó a la comunidad, y si bien hemos avanzado en recomponer el tejido social va a llevar mucho tiempo y por esos se va a seguir precisando de estos acuerdos, por eso en la medida que las empresas no pierdan un contrato, o que no esté en juego la rentabilidad les pido que traigan algunos barcos, y eso ayuda por un lado a los trabajadores y a la historia de Deseado para que la comunidad cure esa herida.

-M&P: Usted se propuso como objetivo imponer el fresco en Deseado, ¿qué valoración hace en esta instancia?.

C.L: En estos momentos hay empresas que tienen trabajo en tierra todo el año y empresas que tienen trabajo en tierra durante la zafra, al principio ninguna tenía trabajo en tierra, creo que son pasos que hemos venido dando, y el objetivo es que las empresas logren sostener al personal la mayor cantidad del tiempo que sea posible, es decir todo el año, eso va a significar que sigamos trabajando en el procesamiento también de merluza y no solo de langostino.  A lo largo del tiempo hemos mejorado porque no había trabajo al fresco y hoy lo hay; hemos mejorado en la cantidad de personas que se han sumado al ciclo productivo; ahora hay que entender que las empresas no pasan de no procesar nada a procesar todo el año de un día para el otro, se requiere tiempo y una estrategia de trabajo una estrategia productiva.

-M&P: Ahora más allá de la lejanía a la zona de pesca el trabajo en tierra se mantuvo, las estadísticas dicen que se procesó más que el año pasado.

-C.L: Si, lo ideal siempre es que el fresco llegue a la localidad principalmente a través de los barcos, pero si eso no ocurre porque el recurso está alejado hay que buscar la vía terrestre y eso fue lo que ocurrió durante esta temporada que la materia prima fue transportada en camiones desde Chubut hasta las plantas y esto hizo que más gente tuviera trabajo en las plantas donde la zafra fue fuerte. Ahora el camino es sostener el congelado y acrecentar el trabajo en tierra y lograr trabajo todo el año no contrataciones eventuales, y para lograr eso necesitamos más sinergia y mayor diálogo entre empresas, trabajadores, sindicatos y Estado.

-M&P:  Caleta Paula ha tenido un despegue importante, ¿cómo se logró, estuvo ahí el pacto social?

-C.L: También con diálogo, generando acuerdos con las armadoras. El puerto de Caleta Paula tuvo un gran movimiento aspiramos que este año tenga un año record, ya de inicio tuvo un record de descargas de merluza proveniente de la flota no artesanal y eso ha generado un movimiento en las platas y también ha tenido un movimiento en la descarga de langostino fresco a la par de langostino congelado que ya tenía la empresa Conarpesa, eso va crea un nivel de trabajo muy importante.

One Response to “Con la quema de las plantas pesqueras se rompió en Deseado un pacto social entre las empresas y los trabajadores que también se llevó puesta a la política”, dijo Liberman

  1. hagamos algo diferente dice:

    El comentario refleja que el poder político de turno representado por el entrevistado ha tomado nota de que sin empresas Deseado pierde. Igual de importante es que lo entiendan los trabajadores que en lugar de atacar salvajemente a las empresas sean el basamento para que esas empresas se hagan mas grandes y prosperas lo que a la postre redundara en mas y mejor empleo REGISTRADO.
    Buena prueba de madurez y coherencia en las palabras de Carlos Liberman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *