Hubo acuerdo entre las empresas pesqueras y camioneros

Empresas pesqueras y el gremio de Camioneros mantuvieron un encuentro y alcanzaron un acuerdo para evitar nuevos conflictos en el sector como los sucedidos semanas atrás por la disposición final de residuos, que afectó la actividad en plantas procesadoras.

La historia de la pesca local incluye un sinfín de contratiempos y vaivenes que llevaron a que los empresarios locales tuvieran que sortear situaciones difíciles; pandemias económicas y sociales, biológicas y de todo tipo. “No sabemos nada más que trabajar y mantener las fuentes de empleo, no queremos conflictos con otros sindicatos como Camioneros, porque nuestra misión es aprovechar el recurso para nuestro desarrollo y de nuestras generaciones. No estamos en ningún tipo de operación ni extorsión. Pedimos cordura”, expresaron los empresarios de la pesca luego de reunirse con el secretario general del gremio, Jorge Taboada.

Bajo la consigna de evitar disputas internas en las cuales pudieran beneficiarse actores foráneos, las partes coincidieron en optimizar la prestación de residuos de la pesca evaluando su condición de mercado. “Si no es negocio hay que cerrar y buscar alternativas. No buscar responsables y exigir para solventar el quebranto de un mal negocio o un manejo discrecional”. Y remarcaron la responsabilidad empresarial de quienes trabajan en los distintos procesos de la pesca desde el puerto local, inclusive, con la capacidad de invertir en la misma proporción que la empresa en cuestión. “No tenemos miedo con sanciones, ni con operaciones. Estamos para trabajar y fomentar nuestro recurso”, puntualizaron.

Los referentes de la pesca comodorense y el principal referente del Sindicato Camionero cuestionaron las dificultades que genera una empresa que opera en tres provincias solamente con treinta empleados expuestos a decisiones “desiguales” a contramano de lo que refleja hoy la industria pesquera en el Golfo San Jorge. Finalmente los representantes de las principales empresas pesqueras agradecieron a Camioneros el acercamiento y el interés por esclarecer los hechos. “Estábamos todos en la misma sintonía y todo el procedimiento de crisis de Lanfarming SA era un engaño y no era tal la situación sino parte de un apriete dentro de la extorsión que llevan adelante. En ningún momento se quiso dejar sin trabajo a nadie”, agregando que el servicio de manejo de residuos había sido abonado por adelantado, con lo cual pudo pagarse varias de las quincenas adeudadas al personal sin llegar a situaciones límite. (Diario Crónica)

 

   

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *